Blogia

jorgito

La noche de San Lorenzo

La noche de San Lorenzo

Todas las almas de la ciudad vibran. El aire es especial. Me doy un paseo y vuelvo a casa a las 11, y todo se conjuga para que la noche sea profunda. Las lagrimas de San Lorenzo caerán sobre el planeta, la fiesta estalla, y la noche nos acoge en su seno. Venus, Afrodita, Saturno, Dionisos, Pan, y unos cuantos Dioses más guían los espíritus y los cuerpos.

Pero yo me vuelvo a casa. Leo un rato, y no se muy bien como, me duermo.

De pronto, a las 3, una guerra de petardos en la puerta me despierta de un salto. No habría dormido más de 1 hora. Y a la vez oigo voces en el patio y la escalera. Reconozco la voz de un vecino, cura por más señas. Oigo otra voz de hombre que no conozco mandándole a tomar por el culo, y una risa femenina. Cuando me levanto, ya oigo las voces en la calle, por el balcón. Me asomo, y lo que ocurre es que el mosén ha pillado a una pareja follando en el patio. Tenemos la puerta abierta, en parte porque el portón de madera no da más de si, y en parte porque yo me cargué la cerraja la semana pasada. Creo que esto último es determinante.

Y en lugar de dejarles disfrutar, o decirles que se vayan al parque, que está al lado y habrían estado más tranquilos, o unirse a ellos, que es lo que habríamos hecho cualquier ciudadano decente a esa hora y en la Noche de las Perseidas, parece ser que les dirigió la palabra de forma un tanto incivil, cortándoles todo el rollo, lo que provocó la indignación de los amantes.

Desde luego la noche estaba animada. Toda la ciudad borracha, sudando, amando, bebiendo, bailando, sobándose, vomitando, y entrelazándose como un solo ser bajo el influjo de las lágrimas de su patrón en su noche más dionisiaca. Tracas en la puerta de casa. Oigo las verbenas de fondo. El huskie que vive en el patio justo debajo de mi ventana que se une a la fiesta y empieza a aullar. Y claro, los pavos, que oyen aullar a su amiguito, acuden de donde estén a jugar con él, pensando que ya es por la mañana. Y empiezan a soltar sus desagradables berridos a 2 metros de mi dormitorio. (Mi casa es peculiar, y en el patio trasero se nos han instalado 14 pavos reales. Van y vienen durante todo el día. Además del cura y el lobito de debajo.)

Así que desvelado me voy a la galería de atrás a ver las Perseidas. El lobito y los pavos se tranquilizan al verme, estaban nerviosos por el ambiente cortante que palpitaba en la ciudad, un ambiente como de desastre inminente, ansioso, un ambiente como si algo estuviera a punto de pasar, no sé, nacer un niño, empezar una gran batalla, llegar el fin del mundo, estallar todos en un gran orgasmo colectivo....algo.

Me quedo un buen rato, y veo 4 grandes estrellas fugaces. Me relajo mucho, me entra bienestar. Medito sin rumbo. Me doy cuenta de que soy incapaz de formular un deseo. Nunca en mi vida he sabido. Lo más que sé hacer es intuir, que no ver, algo, y decir: “eso”. En ese “eso”, va el espíritu de la intuición, sin concretar. Pero nunca jamás he sabido pedir un deseo

Cuando me voy a dormir, la noche empieza a relajarse. Me quedan 3 horas para irme a trabajar, pero la fiebre que poseía a la ciudad como si ésta fuera un ser vivo palpitante y nosotros sus moléculas interconectadas por conexiones secretas e invisibles, y de la cual era imposible escaparse, está remitiendo. Es la hora serena antes del alba. En 1 hora, el lobito empezará a aullar para saludar a la luz, y los pavos acudirán a jugar con su amiguito. Qué nochecita......

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La Chirimoya Aúrea

así como Ánsar me parece un enfermo, tengo que decir que a este otro merluzo lo entiendo perfectamente. Si yo hubiera recibido tan altos galardones como el Chirimoyo de Oro, de la muy augusta localidad de Almuñécar, el Moscón de Oro, la Castaña de Oro, la Faba de Oro y la Pota de Oro, también querría que el mundo lo supiera, y no repararía en medios para conseguirlo. Así mi querida madre podría ir con la cabeza bien alta por el barrio, orgullosa de su hijito.

Leed esto. Estos tíos están todos de psiquiátrico.

El coleccionista de Luces

Henri Cartier-Bresson, el Mago de la luz y de la eternidad, el Gran Cazador de lo inefable, el Ojo virgen y maravillado, el incansable Buscador de la armonía, el Geómetra divino, el Ordenador de la entropía, el Matizador de grises infinitos.

El Corazón puro y empático, el Hombre libre, el Budista, el Tántrico, el Ético. El Amante de la Vida, el Curioso insaciable, el Captador de nuestra esencia, el Gran Surrealista, aunque nadie se diera cuenta.

Se va Henri Cartier-Bresson , a fundirse en su ser. A sus 95 años, qué solo se había
quedado en un mundo tan confuso.

Con un click de su cámara, el mundo quedaba explicado y ordenado en un instante irrepetible. Nadie como él ha sabido mostrar por medio del arte la tensión armónica que es nuestro mundo, que es nuestra vida, que somos nosotros. La envolvente geometría de Cartier-Bresson nos muestra que somos parte de un todo y estamos integrado en él. El Gran Campeón del Número Pi, el Cercano y Simple Embudo sobre el que recae la Fórmula Aúrea

Apenas nuestra imagen cotidiana, en un momento en el que todos los elementos que componen la vida, los visibles y los invisibles, están en perfecta armonía. El Momento Decisivo en el que la Vida cobra sentido y un simple reflejo en un papel fotográfico nos muestra nuestra más profunda esencia y nuestra condición humana, variada y eterna. Un universo multiforme, lleno de matices.

Monsieur Henri Cartier-Bresson, Maestro, muchas gracias por haber alejado nuestros límites. Muchas gracias por hacernos tan felices.

El Abuelo con dos cojones.

Como a estos siniestros mequetrefes les sobra la democracia, (en realidad les sobramos todos, en cuanto no seamos fuerza laboral que les enriquece sin molestar), hace ya mucho que su táctica en el parlamento es la de no dejar hablar. Esto es algo acorde con su educación de patanes puteros, (buenísima la foto de portada de Interviu de la semana pasada, con dos chicas del club Rasputín muy divertidas y sonrientes con una pancarta que decía ¡Viva Baleares!), jesusgiles sin talento, detritus fagocitados y expulsados vía anal por la iglesia, el opus y los legionarios de cristo, iletrados nopensantes absurdos y trabucaires.

Por cierto, durante el reinado de Urdaci, para evitar que el resto del país se enterara de como machacaban a los oradores contrarios, se eliminó el sonido ambiente en las grabaciones, cuando intervenía un orador. Espero que lo pongan pronto otra vez y todos puedan ver a estos carnuzos demostrando la misma madurez que unos niños de segundo de primaria encerrados en clase a la hora del recreo, un día de lluvia.

Por segunda vez, el Abuelo ha tenido que llamar la atención a estos ostrogodos a medio desbravar. Y diga lo que diga Manuel Marín, ya hace mucho que lo dijo Brassens: "el que es mamón, es mamón". Santas palabras.

La conjura de los necios

La conjura de los necios

A un carnuzo como éste, entran ganas de gritarle lo mismo que al alcalde de “Amanece, que no es poco":

Alcalde! Todos somos contingentes, pero tú eres...NECESARIOOOO!.

A mi me da pena. Bueno, no. Pero sí. No se si me explico. En el fondo es sencillo. Un personaje mediocre. De Valladolid, allá donde todos parecen seminaristas, donde uno va por la calle y se pregunta de donde saldrán esos niños que juegan, porque por más que mires por allí no se ve a nadie con pinta de haber follado. Al menos sin haberse santiguado antes.

La tierra donde nació ese espíritu cutre y básico que, por ósmosis y presión hidráulica del poder, desde hace siglos se ha introducido en el inconsciente colectivo del resto del país, conviertiéndolo en intransigente y lleno de paletos y sectarios. Un país con una base pseudofascista en la mayoría de sus habitantes, independientemente del color de su pensamiento, si tal cosa existe.

Un personaje que desprende un olor más rancio que José María Pemán loando el brazo incorrupto de Santa Teresa, y con más caspa que Alfredo Di Stefano. Un campeón de la vida estructurada, de la personalidad a medio gas, de los sentimientos de cartónpiedra. Alguien que sólo vale para lo obvio. Al que no se le puede pedir que improvise, que imagine, que resuelva, que abrace, que sienta. Alguien que sólo vale para hacer cumplir una estructura (y que sea simple y gris, por favor) sin salirse de ella. Catequista del Opus, alguacilillo de plaza de toros, funcionario estricto y malencarado, guardian de una puerta tapiada.. Una persona que desconoce el olor de la vida, la risa, el sentido del humor. No conoce la ternura, porque no sale en los temarios.

En definitiva: UN MEDIOCRE. Una medianía de la peor especie. De una especie terrible y mezquina.

Esa especie a la que pertenecen aquellos que son lo más medio y gris de la Comunidad, aunque desde pequeños su mente no lo acepta y se lo oculta bajo un delirio de grandeza. Pero inconscientemente lo saben, y TODOS sus actos están enfocados a autoengañarse, a buscar el reconocimiento y la admiración de los demás. Es decir, aquellos que superan un complejo de inferioridad con un desesperante (para los que lo rodean al menos) complejo de superioridad. Se crean una imagen de grandeza que no les corresponde, y dedican su vida a hacer cosas que cuadren con ella, aunque esas cosas les desagraden y los conviertan en profundamente desgraciados. No disfrutan de nada, porque no hacen las cosas por placer, ni por deber, ni por reir, ni por vivir. Las hacen por imagen, porque no pueden aceptarse. Por un problema psicológico.

Desgraciadamente, en España la mediocridad y lo cutre es una religión, una forma de vivir. Sólo hay que ir a una boda, o visitar uno de esos restaurantes donde se celebra una, para darse cuenta de esto. Además, después de años de infausto felipismo, gobernados por un jetilla andaluz que lo único que podía mostrar eran unas palabras vacías y retóricas con las que hipnotizar a las mentes simples, un personaje entre Juncal y Olof Palme, sin la gracia y el salero del primero y sin la cabeza, la ética y la dignidad del segundo, la gente por la ley del péndulo buscaba la caspa.

Y ahí viene porqué debería de darnos pena Ánsar. Cuando un mediocre así llega alto, su mente se desestructura para siempre. Piensa: por fin el mundo reconoce mi valía y mi superioridad sobre los demás. Le entran delirios, y se convierte en un personaje siniestro, al que da miedo mirar. La prepotencia en persona, la duda se extingue, el cerebro y las ideas se vuelven de hormigón, la cara rebosa soberbia. Y todo es poco para él. Como FuManchú, quiere ser el Rey del Universo. Su cerebro pide sangre, reconocimiento, un yonki que nunca tiene bastante. Sólo hay que ver la que montó en la boda de su niña. En El Escorial. Fue una verdadera Boda Real. Él pensaba que era lo mínimo que le debíamos.

Y así, pasa lo que pasa. Quiere ser catedrático en GeorgeTown, pero por su espíritu quizás le dieran un trabajo de ujier guardalmacenes vacíos. Pues se paga. Incluso se negocia como contrapartida al apoyo al Presidente USA. Quiere la medalla del medalla del Senado USA, pero nadie le conoce, a Él, al gran amigo, a Ánsar. Pues se paga. Con dinero público, por supuesto.

De hecho, estoy convencido que el verdadero motivo del apoyo a la guerra de Irak fue personal. Ni siquiera económico. Por supuesto no pensaba en el país. Pero puede que tampoco pensara en los sucios intereses que todos imaginamos, aunque existan. Igual simplemente pensaba en él, en su futuro como Rey del Mundo. Igual hizo lo que hizo y metió al país donde lo metió, contra la opinión del 95% de la población, tan solo por salir en la foto de las Azores. Una foto que llevaba una vida deseando. Y por una cátedra en GeorgeTown y una medalla del congreso. Igual ese era su principal motivo.

Y lo peor es que su enfermedad hace que se lo crea. Hace tiempo que ha abandonado el mundo real, si es que alguna vez ha estado, y ve las cosas distorsionadas. Seguro que piensa que su discurso en el Congreso USA paralizó ese país, que las Universidades se pelean por tenerle. Pobre desgraciado.

Por eso, con todo el daño que ha hecho, debería darme algo de pena. O no. No se si me explico. De pronto, aunque muchos lo sabíamos, el Rey está Desnudo. Y se muestra como lo que es: un payasete, un mediocre, un pobre gavilán intentando hacerse pasar por Cóndor Andino. Alguien al que le auguro un futuro terrible, tirado del pedestal que le había costado una vida erigir, corroido por la rabia mientras su mente rumia dando vueltas sobre si misma, despreciando al resto de la Humanidad, y pensando, Él, el Rey de los Mediocres, que "cuando un genio aparece, todos los necios se conjuran contra él".

No puedo dejar de alegrarme y mucho por la extinción de un personaje tan obtuso y siniestro, y que tanto daño ha hecho a este país en cuanto procuraba la realización de sus oscuros deseos inconscientes y la huida de si mismo hacia la enajenación. Entre otras cosas innombrables.

más descansito

estos días no ha sido el sueño, sino mi tendencia a la cerveza compartida, la que ha impedido que escriba en el blog. Además, necesito un descanso de mi mismo.

Y respecto a la índole erótica del próximo relato, lamento desilusionarte, Pei, pero aunque he escrito algo al respecto en las dos últimas semanas, no lo voy a colgar en el blog. Ya os lo pasaré en mano pronto.

También se me ha ocurrido algo bastante curioso y divertido para unir el guión del cura y el carnero, y lo voy a escribir. Ya te lo daré.

un descansito bloguero

un descansito bloguero no viene mal. He estado muy ocupado haciendo otras cosas, principalmente dormir. Cada vez que iba a escribir algo para el blog, me entraba sueño. Qué cosas. Así que han pasado muchos días. Pero esta tarde colgaré algo.

Alejado del Camino

Siempre es bueno que se preocupen por uno. Alguien ha puesto un comentario en el artículo "El insomnio, es lo que tiene", del 1 de Junio, y entre otras cosas dice que rezará por mi, y por mi vuelta al Camino de Dios:

"Recapacita por favor. No te alejes de Dios de esa manera. No blasfemes, ni te dejes engañar por el Demonio. Rezaré por ti, Jorge. Se te ve buena persona, pero vives en el engaño y te has alejado del Camino de Dios."

Agradezco su preocupación. Aunque yo, cabezota, creo que Mosén Fortea Cucurull necesita bastante más que yo que los demás recen por su alma. Puestos a ver a alguien poseido por el fuego del Infierno, creo que él cumple bastantes de los requisitos.

Y que en mi pequeño guión haga que un carnero cabrón le de por el culo no deja de ser una licencia poética de índole satírica.

En cualquier caso, gracias a ese un desconocido/a que, en la sombra, y sin esperar nada a cambio, reza por la salvación de mi alma.

Back to the land

De vuelta al planeta Tierra. Ground control to Major Tom, can you hear me Major Tom?. Pues les copio, pero con alguna interferencia. Así que me hago el longuis y no contesto.

Las islas están maravillosas. Supongo que Pétalo colgará un resumen en su blog, así que yo no lo cuelgo, confio en su buen criterio. Tampoco sabría hacerlo. Son un lugar mágico. No tengo nada más que decir.

Excepto, en un plano más mundano, que tuvimos la bendita suerte de asistir a una gloriosa sesión del Gran Frankie Knuckles y el sutil Bobbie D'Ambrossio en Pacha, en la que, durante horas, Pétalo y yo bailamos como derviches giróvagos en trance místico. Pocos de los 1500 que estaríamos en la discoteca disfrutó tanto como nosotros. Y agradecer al DJ residente de Sa Trinxa el maravilloso atardecer con que nos deleitó el Viernes 25 de Julio, una sesión inolvidable, deliciosa.

Lo demás, lo más importante, pues eso. Mágico.

Si que es curioso que, con 36 años que tengo, y aunque sea difícil de creer, es la primera vez en mi vida que hago un viaje (que no sea de fin de semana) acompañado, excepto los que hacíamos por libre mi antigua pareja y yo.

Con 18 años empecé a viajar solo. Entonces me iba con el interrail. Libertad absoluta, solo sin rumbo por el mundo. Grandes satisfacciones. O bien me iba a los Pirineos o a los Alpes a hacer monte. He viajado de muchas formas. Estos últimos años me he dedicado a viajar con mi bicicleta y las alforjas, he hecho grandes viajes con ella. Siempre he hecho viajes raros, y siempre solo. Y entre pitos y flautas, me he tenido que hacer mayor para viajar acompañado. Qué cosas.

Y con todos los líos que ha habido, he estado bien. Tranquilo. Pensaba que me iba a costar más. Supongo que mi capacidad de abstraerme en donde sea me ha ayudado también. Además, con Pétalo he estado muy bien, no hemos tenido problemas. Es un cielo que no se puede ser más. Y eso ayuda.

Y ahora, pues eso. Lost in the space. Ground control to Major Tom, can you hear me Major Tom?. Y yo me hago el longuis.

la ciclonudiiiisssstaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

la ciclonudiiiisssstaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

"La bicicleta es un medio de transporte urbano solvente, saludable, ecológico y divertido. Es un icono, un símbolo de libertad y un instrumento práctico de transformación social. No paga tributos, no gasta petróleo, no colabora con el desarrollismo destructor ni con la guerra global."

El Sábado fue la Marcha Ciclonudista. (Leed los artículos, son muy saludables para mente y espíritu).

Me lo pasé genial. Cruzar el centro de la ciudad donde naciste totalmente desnudo, montado en una bicicleta, ante miles de personas, provoca nuevas y cosquilleantes sensaciones en el cerebro.

De esa forma queríamos que los ciudadanos vieran como nos sentimos los ciclistas que solemos utilizar la bicicleta como medio de transporte: desnud@s ante el tráfico.

Nuestro cuerpo es frágil y nuestro espíritu sensible. No nos gusta que nos avasallen. No nos gusta una sociedad basada en la ley del más fuerte, una sociedad que mide el valor de sus ciudadanos por el tamaño de su coche. No nos gusta una sociedad en la que el coche es usado por los machitos como medio para superar su complejo de polla pequeña, y por los mediocres como medio para afianzar su poder y su estatus.

No nos gusta un mundo podrido por el petróleo y por el consumo, de valores invertidos, donde los ciudadanos somos estadísticas y la muerte sistemática de muchos de nuestros hermanos se justifica por motivos económicos.

Además, el hecho de ir desnudos, como bien dijo alguien, es un acto de Desobediencia Civil. De Hermosa Desobediencia Civil (HDC). Mostramos lo más puro que tenemos, lo que nos singulariza, nuestro milagro: nuestro cuerpo y nuestra piel, bellísimos. Una sociedad pacata, puritana y provinciana que nos ha hecho tener miedo y vergüenza de nuestros cuerpos, es una sociedad enferma.

Quieren que no rompamos las normas. Que nos tengamos miedo los unos a los otros (ya lo dijo Moore en "Bowling for Colombine"). Que tengamos miedo de nosotros mismos, de nuestros cuerpos, que tengamos miedo de pensar, de ser diferentes, de la risa, del amor, de los besos. Que tengamos miedo de perder el trabajo. De la hipoteca. Del qué dirán. Quieren que nadie cuestione sus normas corrompidas. Que todos nos las traguemos. Que seamos un rebaño anestesiado y obtuso.

Nos hacen chantaje para que vivamos atemorizados y controlados. Para que renunciemos a nuestra libertad, a formarnos como personas, para que renunciemos a amarnos. Pero, aunque sea escondido en un rinconcito olvidado del alma, todos guardamos las sensaciones puras primitivas, y cuando afloran, recuperamos las sensaciones de la infancia y volvemos a ser niños y a sentirnos libres, capaces de amar, de jugar y de disfrutar de las maravillas de la vida:

No sólo nadie se escandalizó, sino que miles de personas de todas las edades, condición, familias enteras, abueletas, abueletes, nos jalearon, nos aplaudieron, se rieron como niños. Los ciudadanos estamos muy por encima de las normas que nos gobiernan, de las religiones coercitivas, de los gurús, del terrible mercado. Sólo tenemos que darnos cuenta y concienciarnos. La ciudad estaba espléndida.

El Sábado Zaragoza era una bellísima lección de tolerancia. Mientras 400 personas (yo creo que fuimos menos, pero bueno....)nos paseábamos desnudos por el mismo centro de la ciudad en honradas bicicletas, 32000 jevis acudían al concierto de Metallica (vitoreándonos). Ante este ambientazo, muchísimos extranjeros enamorándose de la ciudad (si supieran la asfixiante y mediocre paramera de hormigón especulativo que es habitualmente......). Los zaragozanos disfrutando del espectaculo y sintiendo que sería maravilloso que la ciudad siempre tuviera ese espíritu cosmopolita y de libertad. Como me dijo el Lunes un compañero de Barbastro, somos gente de secano, y a nada que nos riegan florecemos espectacularmente y la vida explota.

Mis sensaciones particulares? Cuando vamos a la Ciclonudista, todos pensamos lo mismo: como vamos muchos, muy agrupaditos, que nadie se aparte, yo en medio.....y en el momento en el que te desnudas se te olvida. Salimos poco a poco, de hecho yo en la salida fui 50 metros solo, con los más cercanos por delante y detrás a más de 10 metros. No pasas vergüenza.

La sensación es maravillosa. Surrealista y un poco irreal. Te da bienestar. Es una sanadora y saludable inversión de la realidad. Un meneo a la rutina. Una modesta y digna bofetada a la fealdad moral en que está sumergido nuestro planeta.

Decir que por lo menos había alguien más de Huesca. Es curioso, pero todos los días, cuando voy a trabajar con la bicicleta por las tardes, en la recta del cementerio me cruzo con un ciclista que viene de su trabajo, creo que de la Piramide. Siempre nos saludamos con la cabeza. Nunca hemos hablado. Le vi por allí, iba sin bicicleta y le llevaban.

Y que la Manifestación Ciclonudista, que ahora se celebra en más de 30 ciudades de todo el mundo, empezó en Zaragoza, y desde ahí se convoca. También Zaragoza es la ciudad del mundo donde más gente participa.

Ibiza

Ibiza

Me voy una semana a Ibiza, a emborracharme de Mediterraneo, de luz, de alcohol, de cuerpos, de sensaciones, a dejar que el sol y el mar y la roca y la arena y el viento del mar y la luz de la luna acaricien mi cuerpo, tan necesitado siempre de caricias.

A respirar una vez más la magia fenicia y griega de la isla, a refugiarme en el dulce y materno vientre telúrico con el que este pedacito de planeta suele envolverme y que me hace volver a mi ser. A sentir en mis ojos la extraña y difusa luz de Ibiza, que suaviza las aristas del paisaje y el alma.

Me voy con Pétalo, Lou, Cristineta y Marta.

Le robo a Pétalo la foto de Cala Atlantis que ha puesto en su blog. :-)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Una sesión en el Festival

Ayer hacemos acto de aparición en el Festival de Cine a la sesión de las 22:30. Comento con un organizador lo de los horarios equivocados, y la sesión de 1 de la mañana, y le da exactamente igual. Me mira con cara de “qué molestos son los espectadores”, así como desde 2 alturas por encima mio, con lo que me reafirmo en lo que dije ayer: sobramos. No se digna ni en comentarme nada.

Un poco después me enteré que el Festival ha organizado también (con lo secreto que lo llevan, parece que es que se avergüenzan.....) una exposición sobre Neruda en el Museo. A la de Figueroa (que no se la pierda nadie, por Dios) le han dado aire, pero ésta es como si no existiera. En el folleto que conseguí ayer ni la nombran. Esta tarde iré.

De verdad, la programación es buenísima, ética, con un criterio excelente, coherente como muy pocas.....pero el Festival tiene que empezar a replantearse muchas cosas de orden interno, empezando por su relación con la ciudad y los ciudadanos.....

Primero el corto húngaro (al menos no acabó en suicidio, como nos temíamos), y luego “Sexo con amor”, comedieta chilena que nos alegró la noche.

Como acabó a las 1 menos 10, Gonzalito y yo en un alarde decidimos quedarnos a ver el documental de Clint Eastwood. En esos 10 minutos, 2 personas me ponen los dientes larguísimos hablando de la película de la noche anterior. De verdad que cada vez que lo pienso me entra coraje. Bueno, al fin y al cabo, ya me ha bajado un buen cacho en el e-mule, pronto la veré. Siempre he preferido el guitar blues al piano blues, así que pienso que la peli de hoy me va a gustar bastante menos........cuando tenga un rato cuento. Aún tengo escalofríos.

Hey, hey, the blues is allright.........

Hey, hey, the blues is allright.........

Empieza el documental, y empiezan los escalofríos.

Clint EastWood y Ray Charles, que esta semana nos ha dejado un poco más desasistidos en la seria faena de sobrevivir con dignidad, charlan delante de un piano. How the world got the blues.

Ray cuenta como la música entró en su vida oyendo al tendero de la esquina tocar el piano. En el ocaso de su vida, sus ojos vacíos siguen iluminándose tras sus gafas oscuras al recordarle. No deja de repetir: “me acerqué al piano......me pudo echar...pero me enseñó!”. Una impresionante lección sobre el destino por parte de alguien que sabe que va a abandonar la vida muy pronto: si esa tarde, con 6 años, al acercarme a ese piano, el tendero me hubiera dicho que me apartara, qué hubiera sido de mi vida? Pero lo maravilloso es que me dejó tocar una tecla, y cambió mi vida.

A partir de aquí, las emociones se desatan. Empiezan a intercalarse viejas grabaciones de hace 90 años. El Boogie-boogie invade las almas de los negros sureños. Arde Nueva Orleans, la energía telúrica del Delta crea una música que proviene del Magma Primigenio de los pantanos. Pianistas desconocidos, (bueno, desconocidos para mi, claro...) impresionantes tocadores de burdel e iglesia, cualquiera de ellos tiene más sensibilidad y amor para darnos que toda la industria discográfica actual y sus métodos mafiosos (grrrrrrrrr).

Y de pronto, el primer ooohhhh recorre la sala: Art Tatum, al que sólo conocía de nombre, nos deja con la boca abierta. Segundos después, me empiezan a asomar las primeras lagrimitas (soy de lágrima y emoción fácil ;-): Count Basie, con su orquesta, demuestra que las cosas sencillas son las que mantenemos, como el Nombre de la Rosa; y sin descanso, Big Joe Turner me pega un puñetazo en el corazón de los que dejan secuelas, con una sobria pero eterna versión en directo del Piney Brown blues, con Jay McShann al piano. Una de esas cositas que se pueden enseñar en el día del Juicio Final como prueba a favor de la Humanidad.

Los poquitos espectadores nos revolvemos en nuestros asientos, se oyen suspiros, la electricidad nos recorre. De vez en cuando, Gon y yo nos miramos acojonados. Ray Charles tocando Soul en los 60, Fats Domino en viejos programas de televisión en incipiente color, ver a estos Grandes Maestros ya octogenarios explicar con la candidez de un niño su música y su vida.........Oscar Peterson nos sitúa en un tiempo de cambios....blues, pero algo revolotea alrededor, en sus almas ya existe el BeBop, pero no lo concretan, lo tienen en la punta de la lengua, ahora parece que sí, pero no......Y de pronto, aparece él: The One and Only Professor LongHair.

En estos tiempos de mediocridad que nos toca vivir, en los que a cualquier engendro marketiniano se le eleva a la categoría de Músico, y encima bueno/a, aunque todos sepamos que ni compone, ni canta, y si te descuidas ni piensa, tan sólo recordar el glorioso discurso con el que nos deleitó El Gran Professor de Nouveau Orléans, en una grabación que debe ser de justo antes de morirse, ya muy mayor:

“no teníamos un duro, así que nos dedicábamos a recoger de la basura pianos inservibles que tiraban de los Honky Tonks. Una pieza de éste, otra de ese otro, enganchábamos las teclas. Luego, tocabas. Pero ocurría que había teclas que no funcionaban, así que tenías que buscar otras notas para sustituirlas.......”

Así de simple. Él, sin el que no existiría buena parte de la música posterior que todos conocemos y escuchamos. Así nacieron los ritmos que convulsionaron nuestro mundo durante la segunda mitad del siglo XX y este principio de siglo: electric blues, rock'n'roll, soul, funkie....y todos los que vienen después....

Y ya vale por hoy. Muchas más emociones hubo. Destacar sólo 2 cosas:

  • Estos hombres y mujeres tenían espíritus menos corrompidos que los nuestros, menos embrutecidos. Les vemos con 80-90 años en la película, hablando de sus vidas, tocando su música. Y todos, absolutamente todos, tienen aspecto de venerables ancianos japoneses que han alcanzado la sabiduría y la paz, pero siguen teniendo alma de niños.

    Pedazo escalofrío cuando, ya al final del documental, Jay McShann, que debe rondar los noventaypico años, y un pianista blanco de su edad, (no sé su nombre, pero debe ser bastante famoso), se ponen a jugar con un piano a mitad de entrevista. Unas notas muy simples, sutiles, poquitas notas, como cosquilleando el piano. Magia. Y de pronto, se les enciende a los dos la cara, como a dos niños, y se empiezan a reir, con risa de niño. Se abrazan. Ese amor por la belleza y la risa y la vida y el juego llegando al siglo......

  • Estas personas conocían el valor de la sencillez y la nota exacta que ordenaba el tiempo y el sentimiento. Podían tocar mejor, deslumbrar más, tocar más rápido. Pero no lo hacían. Eran sutiles. Después, la exhibición fácil corrompió todo y mató el alma de la música.

    Por eso esta música, a través del rock, degeneró en cosas como el heavy, por poner un ejemplo: una música basada en la técnica obtusa, el exhibicionismo en el escenario, la parafernalia y el volumen, para ocultar su carencia de alma, su espíritu estándar y mediocre, y que transmite menos emociones que un tabique medianero. Y ya para que hablar de Nuestros Grandes Divos actuales. Mejor no doy nombres que se enfadan los amigos. Lo peor es que hemos cambiado, y ahora nos gustan ese tipo de productos elaborados. No sólo en la música. Nos va lo falso. Huímos de las sensaciones puras. No nos vayan a hacer pupa.

    Esto ya se puede intuir al final de la película, en los duetos de piano de cara a la galería, a ver quien corre más. O en el pestiño final, oh Sweet America, de Ray Charles, con orquesta y coros (ya te vale Clint, el final que te has cascao. Un mal rato lo tiene cualquiera, pero jodo).

    Menudo rollo. No creo que ninguno de los poquitos que entran en mi página lea hasta aquí. Pero es que me emocioné.

  • La cultura subvencionada y el Festival de Cine de Huesca

    Un grupo de gente, con iniciativa, decide lanzarse al ruedo y organizar algo. Un festival de cine, de música. Da igual. Vaya por delante mi admiración a estas personas. Ellos se mueven, consiguen contagiar su entusiasmo a autoridades y empresas, sacan dinero de donde no hay. Ponen su tiempo y sus ilusiones. Yo les admiro. Y les agradezco mucho que nos lo ofrezcan. Mucho.

    Sin embargo, suele ocurrir que, este grupo de gente, considera que el haber tenido esa iniciativa les exime de responsabilidad respecto a los ciudadanos. Así como que, si protestas, pues te lo organizas tú, un respeto chaval. Aunque ellos saquen un buen sueldo a nuestra costa por organizarlo. Con lo que al final, lo que sucede casi siempre es que el evento en cuestión se organiza para unos pocos, muy güays, eso sí, que son los que entienden y pueden ir a los actos. Por supuesto, pagándolo todos los demás. Y a los ciudadanos que nos den por el culo.

    Y eso es así porque los organizadores quieren. Se me ocurre un ejemplo de excelente gestión: Periferias. Un festival de vanguardia, que simplemente por estar hecho con cabeza, pensando en el ciudadano, ha conseguido cuajar en la ciudad y conseguir excelentes aforos.

    Cosa, lo de los excelentes aforos, de la que desde luego no puede presumir el Festival de Cine de Huesca. Aunque supongo que la organización achacará esto al hecho de que somos unos paletos y no entendemos, y no al verdadero motivo.

    Se han visto casos mucho peores, desde luego. Unos amigos mios gallegos me contaron que hace unos años, en un importante festival de música que se organiza allí (no recuerdo cual era, pero subvencionado, por supuesto), un día decidieron que los conciertos empezaran a las 2 de la mañana, alegando cosas del tipo "la intimidad de la madrugada realza......". Lo cierto era que uno de los organizadores tenía ese día la boda de un familiar cercano......

    Sin llegar a estas situaciones de Berlanga (las vaquillas empezarán cuando el Señor Alcalde se levante de la siesta!!", si uno mira la programación del Festival, uno está viendo el vermú de los invitados, la cenita, la siesta, la comidita en el Lilas, luego todos los güays nos vamos al Juan Sebastián Bar, estas películas no las superponemos y así podemos ir a las dos......como tantos otros, el Festival, quitando algunos actos concretos y alguna sesión, está hecho pensando en 4 personas, y a los demás que nos den.

    Si no, qué podemos pensar al ver que uno de los Ciclos más importantes se programa a la una (1) de la mañana!!!. Es decir, en Huesca (esto no es el Festival de San Sebastián, ni Cannes, donde hay muchísimos visitantes en la ciudad que han ido allí simplemente a ver cine), si alguien está interesado en el excelente ciclo “La última tentación: noches de Jazz y Blues”, esta semana tiene que acostarse 4 días a las 3 y pico de la mañana!!!. Por lo que me han comentado, la asistencia a la mayoría de películas este año es muy preocupante. Lógico, si tenemos en cuenta que los ciudadanos no podemos asistir, y de fuera al festival sólo vienen los invitados.

    Pero no contentos con programar a esa hora, encima van y en su web se equivocan en los horarios. Como supongo que ya contaban conque no iba a ir nadie, qué más da que pongamos mal la hora a la que empieza......Todas estas películas las anuncian en su página a las 12 de la noche, no a la 1 de la mañana. Ayer, aguantándome las ganas de dormir, me presento a las 12 menos cinco en la puerta. Allí íbamos llegando gente, unos 15. Que al ver que nos habían tomado el pelo, porque para los que nos levantamos a las 7 no es agradable salir de casa a las 12 menos cuarto de la noche para hacer la risa, nos fuimos a nuestras respectivas casitas. Joder, si uno se equivoca en papel impreso, tiene un problema. Pero no puede ser que en una web se meta la pata así y no se cambie ni se compruebe!!

    Yo, por mi parte, hice lo que haría cualquier persona decente en este caso: al llegar a casa, busqué en el e-mule las películas que me más me interesan del festival y a las que, como el 99 por ciento de los ciudadanos, no puedo asistir, encontré 6 de 7 en un momento (incluida la de Knut Hansum, el e-mule está que se sale!!), y me las puse a bajar. Y si alguien considera que incumplo la ley, que sepa que yo, como ciudadano de Huesca, ya he pagado con mis impuestos la entrada de esa película, y tengo derecho a verla aunque los organizadores se hayan pensado que les damos el dinero de la subvención para que las puedan ver sus amigos e invitados. Para eso, que las proyecten en el HomeCinemá del salón de casa de alguno, que estarán más cómodos que en las dudosas butacas del Avenida.

    La cultura subvencionada, es lo que tiene. Como da igual que vaya o no la gente a los actos, estos se acaban programando sin pararse a pensar que, al fin y al cabo, estos se organizan para que vaya la gente a verlos.

    Lo más profundo es la piel

    Lo más profundo es la piel

    Lo más profundo es la piel. A veces se me olvida, y me lío. Y de pronto, cuando menos te lo esperas, descubres la piel. La piel, donde convergen todas las terminaciones nerviosas del alma. Nos comunicamos de forma equivocada.............. tan solo un rinconcito, un pequeño mundo que se crea, el caos se ordena en su deliciosa entropía, todas las fuerzas del Cosmos revoloteando, la eternidad que se manifiesta, unas pieles contaminándose, unos labios que esa noche son las más bellas rosas del Universo, todo vuelve a su Ser. Es tan sencillo. Y tan difícil de encontrar, y tan profundo e inesperado cuando pasa. Reducir el Universo Infinito a una cama, dos cuerpos, dos almas, dos alientos, una sola piel.

    El Tránsito de Venus.

    El Tránsito de Venus.

    El Universo gira, y nosotros, polvo de estrellas, giramos con él. La Diosa del Amor nos visita en su tránsito, y nosotros somos parte de ella, y los espíritus se encienden. Aquí podemos admirar su hermosura.

    http://www.venus04.org/central/index.htm

    El Gran Maestro Kubrick ya nos enseñó que El Universo es infinito y circular, y que todo –los planetas, el vacío, las estrellas, los agujeros negros, nosotros, los árboles, los besos, el alma, la nada...- somos la misma cosa, y bailamos juntos un maravilloso vals cósmico. La Ciencia demuestra ahora lo que hace mucho que intuyen las almas sensibles. “Polvo eres y en polvo te convertirás” es una frase llena de vida.

    "conexiones, totalidades-no totalidades: convergente-divergente, consonante-disonante....,de todas las cosas, una sola, y de una sola, todas."....."no escuchándome a mí, sino a la razón, sabio es reconocer que todas las cosas son una."

    Heráclito de Efeso, el Oscuro. siglo VI ac.

    “[...] entonces, ¿será destruida o no la materia? El Salvador dijo: «Todas las naturalezas, todas las producciones y todas las criaturas se hallan implicadas entre sí, y se disolverán otra vez en su propia raíz, pues la naturaleza de la materia se disuelve en lo que pertenece únicamente a su naturaleza. Quién tenga oídos para escuchar, que escuche.”

    Texto Copto del Evangelio Gnóstico de María de Magdala, siglo I después de Cristo.También, aunque incompleto, en el Evangelio Gnóstico de los Egipcios, (sobre el 150 dc.)

    “Desde miríadas de siglos, hay auroras y crepúsculos.
    Desde miríadas de siglos, los astros siguen su ronda.
    Hoya la tierra con precaución, pues esa pequeña mota
    que vas a aplastar fue quizás el ojo lánguido de una adolescente.”

    “El mundo es un grano de polvo en el espacio (....)
    esta noche tu boca es la más bella rosa del Universo”


    Rubaiyyat. Omar Khayyam. Siglo XI después de Cristo.

    Microrrelatos

    Me gustan los concursos de microrrelatos que organiza la web de El Mundo. De vez en cuando anuncian uno. A las 12 en punto, empieza. Entonces dan una palabra que tiene que salir. Tienes un máximo de 125 palabras y 1000 caracteres. 2 horas exactas después, acaba el concurso.

    Ayer iba de literatura fantástica, y la palabra obligada era Mordor (no se herniaron mucho, desde luego....). Aún no me he recuperado viendo el lote de libros que daban de premio. Qué hace un ciudadano si llaman a su puerta y se presenta un mozo de cuerda con una caja que contiene esto?????.

    Yo, que no tenía ganas de complicarme la existencia, mandé la siguiente chuminada:

    Título:

    El vermú de los opositores.

    "Al fin y al cabo, Mordor no está tan mal" -dijo mientras daba un trago a la cerveza, y se repanchungaba en la silla para que le diera bien el solecito en la barriga-. "Imagínate que te hubiera tocado Quintanilla de Onésimo".

    Evidentemente, no gané. No me acuerdo si colgué esta versión o la de Alcobendas.

    una pequeña preocupación..............

    Esto lo cuento aquí, que parece que si la gente se entera de lo tonto que soy, se ve uno más obligado a tener cuidado y a entrar en razón. Así como el que va a dejar de fumar, que lo primero que te dicen que hay que hacer es contárselo a todo el mundo, para que te pueda la presión social.

    Estoy preocupado por el tremendo tortazo que me pegué con la bici el otro día. Caí de cabeza, rompí el casco. Me duele el cuello y el costillar.

    No me preocupa la caida. De hecho, aún me hice 30 kilómetros hasta volver a casa, y desde entonces la he vuelto a coger todos los días. Si estás siempre por el monte o con la bici, antes o después te haces algo. Me preocupa que a mis años siga siendo tan tonto como un crío.

    Iba solo con la bici de montaña. Siempre suelo salir solo. Eso tiene sus riesgos. Lo que no puede ser es que con 36 años, encima de ir solo, me ponga a hacer el imbécil.

    Me había hecho unos cuantos kilómetros, y había pasado por un tramo de muchísimo barro. Llevaba las ruedas atascadas. Y de pronto, en el culo del mundo, veo una bajada muy trialera con un saltito, que bajaba hasta una pista. Eran unos 30 metros de bajada, muy pronunciada, monte a través, así como por una canalera que el agua había hecho en la tierra. Por la pista de abajo no pasa nadie desde hace años, (excepto los mozos de Almudévar cuando vuelven a casa ciegos desde Huesca, para que no les hagan soplar), y por la trocha de arriba por la que iba yo, ni hablamos: para quien conozca la Hoya de Huesca, estaba en las montañas desérticas que hay entre Torres Secas y Almudévar.

    Aquí hago como los niños. Les dices: “no toques eso, que te quemarás!!!”. Y ellos, como si una fuerza superior les obligara, poco a poco van acercando la mano. De pronto la apartan, pero esa fuerza les vuelve a obligar. No pueden contenerse. Es superior a sus fuerzas. Hasta que al final se queman.

    Pues yo igual. Había calculado que las posibilidades de aterrizar de morros eran muy altas, así que decido irme. Pero me paro. Decido irme. Pero me paro. Como un crío, no puedo evitarlo. Bajo. Llego al saltito a trompicones, hay más pendiente de la que pensaba, estoy al límite de volcar hacia adelante. Los frenos fallan un poco con el barro que llevan, y me bloquean la rueda. Se me hunde la suspensión delantera, con lo que, debido a la pendiente, la bici se coloca casi en vertical, y yo salgo literalmente volando por encima del manillar. Y me meto una castaña que rasgué el casco. Si llego a perder el conocimiento, aún me están buscando, era imposible que nadie me viera allí. Por mucho que buscara mucha gente. Además, nadie sabía que estaba por esa zona. Podrían haberme buscado por Barcelona perfectamente. Y hasta 2 días después no se habrían enterado.

    Pero se ha acabado el hacer el gilipollas. Al menos mientras vaya solo. A ver si de una vez por todas dejo de hacer malabares y estupideces cuando voy solo y nadie sabe donde estoy. Además, mi cuerpo ya no encaja igual de bien los tortazos que cuando era más joven.

    Marionetas austrohúngaras

    Los pretendientes a la Corona Italiana, a ostias: Las bolsas se desploman. Los primeros ministros europeos, reunidos de urgencia. Roma, paralizada por los enfrentamientos.

    Me sabe malo titular esto "marionetas austrohúngaras". Porque es un título evocador, que provoca cariño, incluso una pequeña melancolía. Recuerda a Marcel Carné, al maestro Berlanga, a nuestra infancia, la que vivimos y la que intuimos, a la infancia de muchos otros..... Y estos, desde luego, no evocan nada decente. No sólo el Saboya y el Aosta. La monarquía en general.

    Es un buen colofón a la opereta bufa que se montaron los Borbones. Si algo ha tenido de bueno esta boda, es que ha dejado a la monarquía en su sitio. Se ha visto que, excepto los estúpidos expertos en ese ridículo, carente de decencia y de sentido común protocolo, que ahora aparecen por todos lados, nadie puede tomarse en serio algo como la boda del principe. Uno se la puede tomar a cachondeo. Reirse del Hannover, (incluso identificarse con él), reirse de los trajes. Reirse de estos dos payasos a bofetadas, viviendo en su pequeño mundo, soñando memeces como que en Italia volverá a haber monarquía, o que le importan a alguien (da más risa eso que las bofetadas). De opereta. Pero el resto no se puede tomar en serio. Es un esperpento, en el peor sentido de la palabra.

    En realidad, estos no llegan ni a opereta bufa, se quedan en teatrillo austrohúngaro de marionetas. Vomitona de la historia que nos ha tocado. Siempre con disimulos, engañándonos.

    Aún recuerdo la noche del 23 F -la nombro porque siempre hay quien habla de Juan Carlos como el salvador de España esa noche-. Para cuando el rey salió por la televisión, ya casi había verbenas por la calle, todo el mundo sabía que el golpe había fracasado. Entonces, nos dicen, es que no tuvo tiempo antes, porque estaba ocupado parando el golpe. Anda que........

    Si hubiera salido a los 5 minutos del infame levantamiento, entonces sí que se había acabado el golpe. Y siempre así. Todo lo que se dice a favor del Borbón, nos lo tenemos que imaginar. Los hechos dicen lo contrario, pero se da como asunto demostrado que, menos mal al Rey, que si no.......siempre por supuesto con rumores, de muy buena tinta, etc. Pero siempre como cuestión de fe. Siempre.

    Esta semana, Vicenç Navarro, nos refresca la memoria en las páginas de opinión de El País: el 18 de Julio de 1978, la Casa Real publicó la siguiente nota: "Hoy se conmemora el aniversario del Alzamiento Nacional, que dio a España la victoria contra el odio y la miseria, la victoria contra la anarquía, la victoria para llevar la paz y el bienestar a todos los españoles. Surgió el Ejército, escuela de virtudes nacionales, y a su cabeza el Generalísimo Franco, forjador de la gran obra de regeneración"..

    Y no hablamos del 75. Ni del 76. Hablamos de 3 años después de la muerte del dictador, (tres). Cuando millones de españoles luchaban por la democracia, y se dejaban la piel en ello. No unos pocos. Millones.

    Después, cuando no quedó más remedio, porque las circunstancias lo exigían, varios años después de la muerte del sátrapa, la casa real cedió. Hace muchos años que esto ya nos lo susurró al corazón Lampedusa con una obra maestra: "El Gatopardo". En estos tiempos, no está de más releerlo. Siempre es un placer hacerlo, por otra parte.

    Y encima ahora tenemos que oirnos que tenemos democracia gracias al Rey. No a los españoles que lucharon, no a los que se dejaron la vida, no a las madres, no a los padres, a los hijos, a los abuelos, a las ansias de libertad de un pueblo. No. Fue el Rey. Quien lo puede dudar. Y por supuesto dicho así como con el tonillo del empleado pelota cuando habla del purito que le ha dado el jefe mientras aprovecha para darle por el culo: fíjate lo buena persona que es Don Juan Carlos, que nos ha regalado la democracia, oye, y que ha contado un chiste, qué campechano es.....

    Y oyes la radio, y los lameculos se multiplican. Grandes demócratas indignados porque no se quién fue con falda larga, pobre Rey que falta de respeto, el sagrado protocolo, qué disgusto para Doña Sofía. O dando la razón al protocolo que dejó fuera de la boda a la madrastra de la novia, donde se ha visto, por Dios, ni que fuéramos luteranos, o anglicanos, o algo peor, Virgen Santa, qué pinta esa ahí. Con dos cojones.

    Y no hablo sólo de la COPE. Ni del ABC, ni La Razón. Ha habido muchos más, en la SER, en El País, en muchos otros sitios. Qué asco.

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

    El insomnio, es lo que tiene.....

    El insomnio, es lo que tiene.....

    Desde que con 15 años me leí "La filosofía en el tocador", de El Divino Marqués, tengo una pequeña colección de literatura erótica antigua que guardo como un tesoro. Especialmente aquella en la que está implicado el clero.

    Viene esto a cuento porque anoche, aprovechando que el dolor de espalda me hizo despertarme a las 2 de la mañana impidiéndome dormir, empecé a dejarme mecer por las imágenes que me venían a la cabeza. Las imágenes que iban y venían tomaron, ejem, un cierto cariz de naturaleza erótica. De pronto, apareció un cura casposo, con aire trabucaire. Así como en la película de Woody Allen.

    Al final, saqué estas imágenes en claro, que dan para un libro corto, más satírico y cruel que erótico. A ver como las uno.

    -Localización: Barbastro, Huesca y Somontano. Unos ejercicicios espirituales para niñas pijas del Opus.

    El lenguaje tiene que ser arcaico. Un cura del Opus, asesor espiritual de las jóvenes en los ejercicios, usa sus conocimientos teológicos y su autoridad moral para engatusar y beneficiarse a discreción a las dos cándidas e inocentes criaturas protagonistas.

    Una imagen: el moro Mohamé, de proverbial calibre viril, va tralaritralaro por la orilla del río que cruza la casa de retiro, disfrutando de la belleza de la naturaleza y la serenidad de la tarde . Decide bañarse, después de orar a La Meca, y se desnuda. Casualmente, nuestras dos cándidas protagonistas pasan cerca y ven aquel portento colgar del buen Mohamé. El resto está claro.

    Se me ocurre que Mohamé, a más de dotación, también está en posesión de conocimientos secretos de las artes amatorias de los harenes orientales. Las dos quedan maravilladas y exhaustas tras la mística experiencia. Se lo cuentan en confesión a su asesor espiritual, que además de cura y pichacorta es eyaculador precoz.

    Éste, verde de envidia, carcomido por los celos y lleno de odio hacia el sarraceno infiel, en estupendo sermón, les hace ver a las incautas que ahí se ve claramente la huella de la herejía y el demonio. Argumentando con poderosas e irrefutables citas latinas de los grandes padres de la Iglesia, les demuestra que la eyaculatio precox es la forma corrrecta de adoración a Dios, y todo lo que pasa de 12 centímetros presencia demoniaca. Las pobres infelices corren a su cuarto terriblemente asustadas, a apretarse sus cilicios y a purgar sus pecados en la oración y el ayuno, por supuesto no sin antes haber adorado a Dios de la forma correcta con el lúbrico y taimado Mosén.

    Esta escena que viene ahora me hace pensar que, o controlo el dolor de espalda con pastillas y duermo bien, o dejo de fumarme un porro de maría antes de echarme para calmarme el dolor, o ambas dos cosas.

    Me imagino al Reverendo Fortea Cucurull, exorcista del Vaticano originario de Barbastro, luz de Trento y martillo de herejes, echando un terrible sermón en la plaza del pueblo a los acongojados ciudadanos de la muy noble villa de Peralta de la Sal, durante el transcurso de las fiestas patronales. Justo antes de la verbena, todos bien puestecitos ya a esas horas. Ya se me ocurrirá que hace este pollo echando un sermón en mitad de la plaza del pueblo de Peralta de la Sal para fiestas cuando haga el argumento y una toda la historia

    En estas a lo lejos se oye un rebaño rezagado que vuelve al pueblo, con el pastor tralarítralaró, y el carnero cabrón a la cabeza.

    Al pasar por la parte de atrás, el carnero, que ve esa barbita de chivo, ese culo portentoso, ese porte, ese fuego de pasión en los ojos, cae perdidamente enamorado de Mosén Fortea. El infeliz sacerdote en ese momento -con voz terrible ojos de fuego y aterradores visages-, amenazaba a la multitud recitando lentamente los nombres de los 4 demonios mayores de la Cábala judía.....SAMUUUEEEEELLLLLL.........AZAZEEEEELLLLLLLL.......MAHAZUUUUUUEEEEEELLLLLLLL........ El carnero, que no ve el momento de ser uno solo con su enamorado, se arranca por detrás, corriendo con todas sus fuerzas,. El mosén, que no lo ve venir, tan sólo nota una cierta expectación regocijada entre la concurrencia. El desastre es inminente. Finalmente, el carnero, de certera estocada, se la clava hasta el fondo de un solo golpe, provocándole al aciago cura el mayor desgarro rectal de la historia del clero católico, lo que no es poco decir.

    Los gritos desgarradores y las imprecaciones contra Satanás se mezclan con los vítores y hurras de los ciudadanos, que reaccionan como si les hubieran hecho cosquillas en los pies. La charanga empieza a tocar mientras los quintos del pueblo, encantados de lo acontecido, separan a los enamorados. La fiesta saturnal arranca. El aire se vuelve cálido y denso, las respiraciones se entrecortan, y desde los antiguos bosques que fueron, desde los que son, y desde los que servirán mañana al amor, el aire trae los ecos de la flauta del Dios Pan.

    El fanatismo del Reverendo Fortea Cucurull le impide apreciar en su justo término lo sucedido, viendo al mismísimo Satán en donde tan solo hay un bonito gesto de amor. Aterrorizado, y sentado sobre un flotador, no piensa –eso sí, con bastante orgullo- sino que el Demonio, ante la fuerza de su enemigo, ha tenido que actuar él mismo, no delegando en diablillos menores, y tomando forma de cabrón atacar a tan poderoso contrincante.

    El pobre carnero enamorado, que no entiende nada, es víctima posterior de un exorcismo por parte de Fortea, y se consume en mal de amores ante el trato recibido por el objeto de su deseo. Así, una vez más, por un exceso de virtud, prevalecen las fuerzas del mal, y sobrevienen las tinieblas sobre el amor.

    Creo que el relato debería estar narrado en primera persona, como un relato medieval, por algún testigo de los hechos, no protagonista.

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres